Revisa a tu perro periódicamente. Si este ha perdido el apetito, puede deberse a que tenga sarro en los dientes, y el sarro, aparte de ocasionarle fuertes dolores puede conllevar la pérdida de piezas dentales.
Cuando tu perro tenga un olor desagradable en la boca…